IMG_20190326_090519_697.jpgEn la red todo es más sencillo. Sin hormonas ni química. Diáfano todo, contado y medido, sin malos entendidos.

Nos enfadamos, sólo si el equilibrio del conjunto así lo demanda. Cuando lo hacemos, sólo el tiempo y con la intensidad justas: 63,48% durante 35,2 segundos.

Con el miedo sucede lo mismo, y con la alegria, la tristeza o la sorpresa. Siempre el porcentaje adecuado de cada una de ellas durante la cantidad justa y precisa de tiempo, así se crea el equilibrio, así dotamos de personalidad.

Equilibrio, el que aportan los números y las emociones entendidas como especias y aderezos, nutritivamente irrelevantes pero irreemplazables en la construcción del temperamento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.